MexicoSL

Intentando definir el fenómeno Second Life, a menudo es necesario hacer referencia a más de una comparación comprensible y ampliamente familiar, otra forma de intentarlo es hacer un poco de historia y reflexión, sin afán de encontrar todas las razones podría resultar útil recordar un par de puntos y compartir otro par de conclusiones.

Desde el nacimiento de la web y la cristalización de la era electrónica, a todos nos ha cambiado un poco la vida y ahora no concebimos un mundo en el que no estemos permanentemente conectados de una forma u otra; recurrentemente pienso en los días en los que el celular era un gadget fabuloso y poco familiar, no recuerdo los dias (aunque se que existen) en que utilizábamos un solo número para llamar a la casa de cinco personas y ahora necesitamos cinco números para encontrar a una sola, definitivamente este es otro planeta ya y la sociedad lo sabe, la maravilla que nos significaba una computadora personal en algún tiempo no significa ahora nada sino esta conectada a Internet… “me conecto luego existo”, si bien es cierto que la mayoría de la población carece aun de acceso a Internet, también lo es que todos aquellos que nos encontramos inmersos en la cotidianeidad moderna y el agetreo citadino estamos obligados a conectarnos y permanecer actualizados, más allá de la diversidad cultural y las fronteras políticas y sociales, la red nos une, la tecnología facilita la igualdad entre aquellos que tienen acceso a ella y finalmente educa y promueve la mejora en todos sus aspectos.

Para los detractores de los nuevos medios siempre queda esta duda de si tiempos anteriores fueron mejores y como el anonimato incita al mal uso de la tecnología, por mi parte me mantengo optimista ante la idea de que todos los cambios son necesarios, la evolución es una constante y el tiempo probará, como lo ha hecho ya tantas veces, que lo mejor esta aún por venir, finalmente es nuestra responsabilidad rescatar los elementos valiosos de las situaciones adversas y encontrar estos puntos medios de convivencia donde la tecnología aporta y une estas situaciones donde el anonimato complementa, por lo menos en principio, lo que después ha de liberar el verdadero espíritu humano que busca siempre nuevas y mejores formas de expresarse.

Sin intentar ser reduccionista, entonces es necesario reconocer que en medio de esta expresión y considerando todos los procesos que la promuevan, encontraremos a seres mas plenos, inteligentes y completos que propongan y redefinan constantemente los ejes, direcciones y objetivos de la sociedad y del hombre como ser colectivo. Las opiniones a favor y en contra de las sociedades digitales y de las comunidades virtuales, van y vienen todo el tiempo, lo cierto es que a la fecha resultan indefinibles como fenómeno social y sus verdaderos efectos están aun por descubrirse, resulta necio ante estas tendencias y realidad contundente, intentar negar su existencia o disminuir su repercusión, son producto de la evolución social y tecnológica y terminarán por convertirse en parte de la maquinaria incalculable y casi incomprensible que constituye la sociedad actual, tendemos a señalar lo malo e ignorar lo bueno, olvidando casi, que ambos elementos se encuentran instalados en lo más intimo de nuestro ser y que son además necesarios para brindarle balance y diversidad a la vida.

Las comunidades virtuales que se generan y organizan dentro de SL encuentran su punto de equilibrio en la razón de su existencia, para continuar después con la evolución constante y acelerada que brinda la tecnología y provee la conectividad, todas o ninguna de las teorías que se conozcan al respecto de la vida social aplican acá adentro, en principio es un poco más de lo mismo, en el fondo es mucho más, disecarla es detener el proceso y analizarla es afectar su desarrollo, esta experiencia hay q vivirla para entenderla y sumergirse en ella para disfrutarla, hay que comprometerse con uno mismo y dejar ser a nuestra verdadera personalidad, darnos espacios para redescubrir nuestra intención, finalmente este es un viaje personal, como sea una vez que crucen el umbral y se acostumbren a sus pixeles, les prometo que no se arrepentirán!

Anuncios