lindens

Una de las actitudes recurrentes con respecto a second life y su sistema económico es la premisa de: si las cosas que tienen valor dentro del mundo pueden ser gratis y las monedas que yo gane puedo convertirlas en dinero real; para ilustrar el punto existe la historia de la diseñadora francesa que cerro su tienda para dedicarse a vender ropa hecha de pixeles, la del ingeniero ingles que pago la universidad de sus hijos vendiendo animaciones dentro de SL y por supuesto el famoso caso de la mujer china que se ha vuelto millonaria rentando y vendiendo territorio virtual, para quien no sepa o no investigue de que se trata second life, estos casos se sumarán a los cientos de leyendas urbanas que llenan las pantallas de cine y televisión o en el mejor de los casos servirán como material de intercambio en las horas de las anécdotas y la conversación frívola en las fiestas.

Lo cierto es que el sistema económico de SL es uno de sus puntos fuertes, guarda una paridad con el dólar de 260 a uno y se ha mantenido así desde sus inicios, este promedio de intercambio (más sano que el de nuestra propia moneda si recordamos los ceros que hemos ocultado) permite que más de un millón de dólares cambien de mano todos los días, cada quien encuentra la manera de acceder a estos recursos, muchos de ellos mediante apuestas… es aquí donde comienza una de las historias interesantes de las últimas semanas.

Es en estas tierras virtuales que muchos medios insisten en desdeñar, donde miles de personas encontraron una forma de generar ingresos reales, una de las más populares son los casinos, este hecho recurrente y altamente redituable llamo la atención del FBI, la CIA y el IRS, poco a poco este cúmulo de siglas y lo que representan han circundado recurrentemente estos temas (y estos lugares) hasta determinar la ilegalidad de las actividades relacionadas con apuestas dentro del metaverso, no es sorpresa para nadie que se tome cinco minutos en el ejercicio que el dinero que se maneja es bien real y el motivo detrás de este asunto tiene más que ver con los impuestos y menos con la legalidad, como sea, los casinos son una fuente de ingresos enorme dentro de la economía de este virtual país del que todos podemos formar parte y los resultados no se han dejado esperar, los costos inmobiliarios han sufrido perdidas, las visitas disminuyeron en los siguientes días y seguramente todos los dueños de casinos no tendrán mucho más que hacer dentro de SL; en el metaverso como en una película del viejo oeste, las reglas se escriben con sangre y las batallas se padecen en las calles, en este oeste contemporáneo ya en la era del silicio, las perdidas no han sido pocas y definitivamente no dejarán de suceder. Si recordamos que otro de los puntos fuertes de Second es el sistema de inversión a través de un esquema de bienes raíces, quizás este sea un buen momento para invertir en tierra virtual, cambiar la televisión o hasta el coche por un par de terrenos y esperar, todos estamos de acuerdo en que la tierra es siempre una buena forma de ganar dinero, nos falta solo reconocer que la virtualidad de la naturaleza específica de este ejercicio no impide que esta premisa sea verdad, recuerdo aún cuando compramos algo de tierra a 3 lindens el metro y meses después todo se disparo a más de 20, en efecto fue un ejercicio interesante que a la fecha no padece de monitoreos de ninguna agencia, falta mucho por hacer y todo esta por verse, como sea me parece increíble la posibilidad de formar parte de esta historia y tener acceso a lo que bien podría convertirse alguna vez en terreno neutral y patrimonio virtual de la humanidad, por que finalmente es necesario reconocer que nos encontramos ante el nacimiento de otro mundo contenido dentro del nuestro.

Anuncios