En estos días y desde hace lustros ya, es una constante hablar de innovación y tecnología de punta, en nuestro país que sufre de presupuesto apretados y conexiones de internet malas con computadoras incompletas, que padece de redes caídas y adolece de software pirata; de pronto muchas de estas implementaciones teóricas se antojan contradictorias y de hecho lo son, medidas que en teoría deberían resolver situaciones específicas y sistematizar procesos completos, terminan automatizando errores y acelerando resultados negativos que luego meten a todos en problemas, como sea, los departamentos y sus responsables se esfuerzan por acelerarnos hacia el siglo XX (no digo XXI adrede por que vamos atrasados) lo que si sucede es que ciertos elementos que conforman los equipos y las filas de directivos y de producción de la industria nacional, se las ingenian para hacer milagros y posicionar mucho de lo que hacemos en este país a la par y hasta por encima de lo que otros países desarrollados consiguen, las implementaciones tecnológicas y las aplicaciones de Internet en México son cosa seria, las empresas familiares son un modelo exitoso y cuando andamos de buenas a todos nos sigue dando por innovar, los problemas son los otros días, que deben ser más de 222 en un año promedio.

MexicoSL

Nuestro país y su versión digital en Second Life, se parecen por que la gente se desespera rápido, se queja mucho, intenta más y de pronto termina por no hacer nada, adolecemos de esfuerzos incompletos e intenciones borrosas, en el fondo sabemos de la solidaridad y la dedicación, de la calidad y la bondad; elementos que emergen una y otra vez en los momentos menos esperados, pero en la superficie nos da por distraernos y olvidar, de aquí que nos resulte adictivo andar en línea extendiendo vida que no se ajusta a los horarios de los demás, o cambiándole a la tele entre anuncios y reportajes botanescos, nuestra naturaleza siempre pide mas, aunque generalmente da muy poco, nos encanta el desacuerdo y la contradicción, México es en verdad un lugar de contrastes, exótico mercado inexplorado de manera organizada por las marcas exitosas del mundo, lugar de coincidencias y desencuentros, de excepciones y estadísticas imposibles, aquí afuera en el mundo y allá adentro en el metaverso uno encuentra de todo a toda hora y nos volvemos indefinibles… aunque algo que si se define para mi sorpresa absoluta es la identidad nacional que parece redefinirse entre pixeles al grito de Viva México! Entre banderas digitales que ondean en vientos inexistentes la comunidad Mexicana se esfuerza y se divierte, sufre y participa, innova, otorga y quita, ejerce su individualidad, en Second Life como en ningún otro lugar he podido convivir en vivo y en directo con todos los espectros socio culturales de México en un mismo lugar y al mismo tiempo, se me antoja decir que si alguien no sabe que y como es México, que se vaya a SL, que se tire de cabeza de una pirámide o juegue futbol contra Argentina o Brasil, que se vaya de fiesta 12 horas o se dedique a construir piñatas, que se vaya a oír misa en domingo en una iglesia cuasi católica o se dedique a buscar al “Peje” digital, primo hermano del monstruo del lago Ness, que todo mundo cree que existe pero pocos han visto.

Lo que si se de México de ambos lados del monitor, es que nos encanta jugar, podríamos participar casi en todo si la invitación viene bien pedida y solemos arreglárnoslas para trabajar menos y producir “igual”… o algo así, como sea, tequila en mano, entendemos el futuro y abrazamos el siglo XXI estemos retrazados o no.

Anuncios