Cada vez más los entornos sintéticos y las pantallas de nuestros sitios favoritos se convierten en verdaderos santuarios para contrarrestrar los excesos del mundo y reforzar nuestras tendencias sociales, buscamos conexión, una de internet primero, una social después, una personal al final (esa misma que nos ha impulsado desde el principio) y es que de pronto parece que nos comprenden más los que nos leen que los que nos escuchan y aunque los “especialistas” se den a la tarea de recetarnos terapia por este tipo de conclusiones, no conozco aún ninguno que se haya sumergido en estos ambientes y emerga con diagnosticos negativos. En fin que el día aún no termina y mientras los mails sigan llegando es necesario atender lo urgente… lo importante se mantiene en espera continua que aunque sea de a poco, consigue avanzar hacia el siguiente nivel, se termina la semana, comienza el fin (otra vez) y seguimos hacia donde nos lleve la marea de vectores.

Tomo prestado junto con una imagen de stock y este nuevo nombre de blog, esta idea de un pixel a la vez (gracias querida Helix) para ilustrar mejor lo que nos sucede dentro mientras nos conectamos fuera, hacia fuera y seguimos en la búsqueda de lo que vendra.

Anuncios