Second Life como un fenómeno mundial cobro fuerza en los últimos meses y esta atención ocasiono que se disparara aun más el crecimiento exponencial que presentaba de manera natural, aunque existe desde hace cinco años, no fue sino hasta 2006 que gente de todo el mundo comenzó a interesarse en el. Mucha gente acá afuera sigue sin saber de que se trata el tema, lo confunde con un juego o lo califica de dañino, todas son observaciones validas es sólo cuestión de fundamentar para detectar las reales y personalmente sigo esperando que algún atrevido experto se tire de cabeza unos meses en el Metaverso se sume a los 15 millones de habitantes y regrese con pruebas contundentes de sus teorías y observaciones, dicho sea de paso sigo esperando que eso suceda con Internet, la televisión, los video juegos o el rock diabólico de los 60, en fin la critica especializada es así, especializada y en su tono “artístico” escriben para si mismos y todos los que necesitan justificar la falta de entendimiento y compatibilidad de un tema específico. Todos somos expertos en justificar nuestras conclusiones, así que estamos condenados a retomar únicamente las que nos gustan más.

El desarrollo de los mundos virtuales en estos años ha sido tortuoso y no muy distinto de lo que sucedió con Internet en su momento, adicionalmente el metaverso debe liberarse de este estigma de comparación con otros medios y sistemas que son necesarios por la novedad de la tecnología y lo complicado del tema; IBM creador del termino e-business, ha acuñado uno nuevo para el universo virtual: v-business, como su antecesor, esta nueva forma virtual de hacer negocio debe madurar y encontrar sus nichos y sistemas, las formulas adecuadas para funcionar, mientras eso sucede, el gigante azul le apuesta 100 millones de dólares al asunto y se une con Linden Lab (creadores de Second Life) para comenzar a generar los parámetros y protocolos técnicos del futuro, concientes de que SL no es el único mundo virtual y cada vez existirán más plataformas de desarrollo que entren en competencia, este par de empresas se adelanta un paso y propone los estándares tecnológicos del futuro.

Second Life sigue siendo noticia diaria alrededor del mundo y no es para menos, estamos siendo testigos del nacimiento de un mundo nuevo, los medios siguen publicando cosas a favor y en contra de la tecnología y mientras la gente de Linden Lab ha dejado de publicar en su sitio cifras con respecto al número de registros totales, las posiciones de crecimiento por país y las estadísticas que tan hambrientos dejaron a los medios en meses pasados, las comunidades dentro echan raíces y evolucionan, tal es el caso de la mexicana que se ha tomado en serio el tema de la virtualidad y decide invertir tiempo y dinero reales en bits y pixeles, actualmente existen más de diez islas mexicanas donde las diferentes variantes de la comunidad comienzan a definir gustos y preferencias, generando estos portales tridimensionales que muestran al mundo un poco más de nuestra cultura y costumbres.

Las conclusiones con respecto a los mundos virtuales no terminarán pronto, entre el miedo, la desinformación o la genuina indiferencia, los millones y millones de personas que no entran en contacto aún con esta nueva etapa socio-tecnológica del nuevo siglo siguen sus primeras vidas preocupados y entretenidos con las mismas cosas de siempre, nosotros los desafortunados coleccionistas de vicios novedosos sacrificamos horas de sueño, de trabajo o de comida con esta inversión de tiempo, recursos, emociones, creaciones y personalidades, llega el momento en que es necesario replantearse que tanto de esto es un juego y como repercute en la vida de cada quien, nuestros avatares son autenticas extensiones de nosotros mismos y en algún punto no muy lejano la legalidad tendrá que aparecer en escena y redimensionar y validar todos estos ejercicios que poco o nada tienen de virtuales, a fin de cuentas la información digital ocupa espacio y se manifiesta en el mundo físico, con respecto a nosotros y nuestros doppelgangers, pues somos los que somos y no podemos ser nada más. Ahora que tantos de mis amigos cumplen años dentro de SL y se ven forzados a hacer recuentos, ahora que deciden quedarse un año mas, ahora que se auto-definen ciudadanos virtuales del mundo, ahora que se acercan otros festejos y mientras llegan las fiestas de fin de año, es tiempo de preguntarse que le regalaremos a nuestros avatares favoritos, para apartar pequeños presupuestos y comprar moneda virtual, regalar objetos virtuales en tiempo real a nuestros amigos verdaderos que esperan detrás de sus teclados que digamos “hola” al aparecer el nombre de nuestro avatar en su pantalla.

Anuncios