Habia una vez una computadora con 256kb de memoria y 4 colores en el monitor, no tenia disco duro y en su lugar un par de unidades para floppy servian para simular todo cuanto ocurria en ella, no tenia mouse, de internet ni hablamos, en fin que esos lejanos días han quedado en el olvido y hoy sin conexión no somos nada, las aplicaciones comienzan a usarse de manera remota, todos comprendemos que es Web 2.0 aunque no lo admitamos y nuestras vidas se parecen menos y menos a lo que solian ser; mientras una intensa sesión de photoshop me ha mantenido lejos de la red el día de hoy, recorde tantos otros días en los que el concepto de “escritorio” era imposible de concebir y hoy nuestra computadora es una herramienta, un hogar, una ventana, una extensión, inicio y fin de nuestras “vidas” y a diferencia de lo que muchos piensen y critiquen esto lejos de limitarnos nos libera, nos permite ver para adentro y soltar todo lo que somos y traemos para compartirlo con el mundo, el metaverso, la mejor versión de Matrix a la fecha es una extensión del mundo, una dimensión nueva en esta realidad que crece más allá del tiempo y el espacio para dejarnos ser.

Anuncios