En el metaverso, las cosas han dejado de ser lo que parecen para comenzar a parecerse a lo que son, los escapes y las exploraciones continuas en todos los terrenos nos llevan de regreso a la esencia de lo que buscamos: sentido y pertenencia. Lejos quedan los días de jugar a ser para comenzar a trabajar, comprar, vender… acá adentro parece que todo funciona un poco diferente aunque invariablemente aplican las mismas reglas, la gente experimenta, invierte, se organiza, buscamos transformar, trascender, la primera forma para conseguirlo es a través de los negocios virtuales que invariablemente prometen revolucionar tu apariencia y aunque solo seamos pixeles, nuestra vida (la segunda) cambia el día en el que decides definir tu look.

Verse mejor ayuda a esta mejor conforme nos dicta la cultura, aunque tampoco afecta el hecho de que las primeras 20 marcas virtuales, es decir marcas que sólo existen dentro de SL y venden productos para avatares generan en conjunto un promedio de 120 mil USD al mes, reultados bastante menos virtuales que los archivos que los producen. obligandonos a repasar nuestras clases de marketing virtual.

Más alla de los pixeles, los lindens y los aditamentos no queda más que entender otra vez que tu segunda vida (como la primera) inicia el día que nos tomamos en serio las consecuencias de nuestros actos y la relación que guardan las cosas, las personas, los acontecimientos y que todo (o casi todo) sucede dentro de nosotros, o al menos necesita algún tipo de interpretación de nuestra parte para formar parte de nuestra (s) vida(s)


¿Que te parece mas valioso ahora?

Anuncios