Un martes cualquiera despues de buscar los PWs perdidos involucrados, descubre uno que el blog aun no muere y que quizas, (solamente quizas) aun es momento de retomar un poco de lo perdido, lo desperdiciado y lo desviado, cada cosa que decidimos empuja a eliminar* otras tantas, asi que dejar de escribir podría significar que uno “vive” un poco más, también podría ser que solamente no ha habido oportunidad de postear una sola cosa, en fin que los pretextos sobran, pero no sobrepasan las razones y sin mayor explicación ni quitandole luz al primer post intento continuar lo que en el pasado habría sido solo cotidianeidad y hoy se convierte en contrato renovado, que aunque más pausado, bien podría combinar mejor la virtualidad con la realidad y de eso se trata un poco todo esto.

A jugar!

Anuncios