Los domingos son etereos, no se lo proponen pero estan siempre llenos de sol o de lluvia o de cine o de television, estan destinados a las visitas a los amigos o la familia, estan, son, preludio infame de los inmensionables lunes y aletargado fianl de una semana que podria estar llena de cualquier cosa…

Un domingo on-line en alguna de sus formas puede convertirse en páginas de diario o de bitacora, puede dejarnos descubrir o encontrar cosas que aunque a la mano no solemos verlas siempre, es quizas por lo borroso del dia que la definicion de ciertos elementos cobra foco y se hace independiente, la vida es asi contrastada, espumosa, libiana y terriblemente pasajera, el futuro esta condenado siempre a ser parte del pasado y es ahi de donde somos y es aqui donde se quedan todas estas notas compartidas que poco a poco nos hacen más públicos y nos obligan a definir con claridad quienes somos y donde estamos, domingo o no, posteado o no, felizmente queda la certeza de que lo que venga siempre sera mejor que lo que fue.

Anuncios