MexicoSL

Naciones Unidas

Las oportunidades de organizar mejor la agenda por la falta de exposición al parque vehicular citadino no es todo lo que Second Life puede aportar a la vida. Además de reducir el tiempo y las distancias que nos separan como personas, nos expone directamente a las situaciones individuales y colectivas que enfrenta cada quien. Conforme nuestras sociedades digitales han madurado y el grado de integración entre naciones diluye más y más el concepto de frontera, la situación invita y obliga a formar nuevas “naciones”, recientemente nuestro proyecto hispandica.com busca conjugar los elementos culturales de los países de habla hispana con la tecnología metaversica disponible.

Sobre este tema, septiembre ha resultado particularmente emblemático y con tantos latinoamericanos celebrando fiestas patrias en el mismo mes, enfatizamos nuestros puntos comunes en los foros y espacios que la tecnología nos brinda que nos acerca como sociedad y nos redefine como planeta.

Pronto la legalidad y la política tendrán que afrontar nuevas situaciones ocasionadas por los ciudadanos mundiales que ya habitan la Tierra y que poco a poco forjan el futuro de lo que vendrá. Por ejemplo, nuestra marcha por la paz al grito de “ya basta” encontró eco entre la población latina de SL, que desafortunadamente se identifica con el tema de la inseguridad social. Con los recientes eventos en Morelia, las continuas caídas de la bolsa mundial y la imparable carrera tecnológica nuestra realidad inmediata pide a gritos ser actualizada, redefinida, completada, de tal suerte que nuestros avatares podrían necesitar fusionarse con nosotros y transformar nuestros conceptos, porque de pronto en los ambientes simulados el espíritu humano encuentra mejores lugares de reposo, pues de repente, en medio de una sesión de chat, el contenido y la intención trasciende y merece ser rescatada.

Más allá de nuestra situación inmediata y nuestra innegable necesidad de estabilidad social y de identidad individual (así como nacional) está nuestro continuo deseo de búsqueda y seguridad, nuestra necesidad de felicidad y satisfacción.

Todo cuanto sucede en el ámbito tecnológico encuentra su razón de ser en la necesidad humana de bienestar y es justo este elemento el que pierde terreno todos los días en el “mundo real” mientras que su contraparte digital parece rescatarlo por momentos, quizá porque podemos escoger mejor a nuestros amigos, quizá porque los filtros tecno-culturales seleccionan personalidades afines, quizá porque simplemente lo queremos ver así, el hecho es que conforme el ambiente real es cada vez más hostil, los entornos y las comunidades digitales ofrecen verdaderos espacios de intercambio y relajación, donde nuestra relación con los demás puede ser controlada y estos pequeños éxitos nos infunden confianza para afrontar la realidad externa diaria.

Nada es perfecto y de ello sólo podemos “culpar” a la naturaleza humana. Como sea, vamos aprendiendo a compartir y controlar, a construir y legar, a trascender y mejorar.

La revolución política que le dio origen a tantas naciones de nuestro continente en los últimos siglos es el mismo combustible que ahora nos obliga a unirnos en una sola voz, a encontrar vectores que definan nuestra humanidad que conjuguen nuestra nacionalidad y para ello la tecnología es un catalizador tan válido como cualquier otro, las redes sociales un aditamento potente y los mundos sintéticos un ambiente propicio. Decimos en la avenida Reforma (dentro de SL) que el futuro nos alcanzó y con Hispandica de bandera, uniendo esfuerzos, confiamos en que nuestro sentir contagie fuera y mucho más allá del monitor.

Desde el Principio

Nuestra aventura comienza con la interminable exploracion de la red y el descubrimiento de los mundos virtuales hace ya casi dos años, me encontre primero con los juegos en linea WoW, Star Wars y las comunidades que estos generan, despues con mundos alternativos que prometian crear realidades alternas y vidas paralelas, me senti fascinado por el concepto, por fin un buen pretexto para dejar de jugar los sims y evolution (resulto ser falso ahora solo necesito mas tiempo) asi comence a viajar entre planetas y portales, registros y nombres que he olvidado ya, en lugares como entropía universe u hotel habbo, there y otros tantos espacios que prometian aventuras infinitas que en mi caso no pasaron de intentar configurar un avatar, encontraba siempre algun problema, la interfaz, las graficas, el tema… pero la creación es un vicio y los juegos una necesidad, sigue uno dando clic hasta que el Mouse revienta o se va la luz, sigue uno conectado por que nos extendemos asi mas rapido y mas facil a lugares donde no llegariamos jamas, asi en medio de la busqueda un dia de otoño, llega secondlife, todo comienza a tomar forma y las decisiones aca tienen sentido, la interfaz es mas intuitiva, el mundo mejor diseñado, se siente bien volar y siempre dan ganas de hacer mas, la gente es amable (recuerdo mis primeros dias de Chat) aprende uno todos los dias, todas las horas, el tiempo tambien es diferente alla adentro, o aca afuera ya no se, tomas unos cursos, haces unos amigos, compartes lineas, comparas pixeles, intercambias lindens y de pronto estas atrapado.

Se dice en secondlife que uno nace el dia que se registra, todo tiene su ficha tecnica, las personas, las cosas, los espacios, los grupos, todo apunta siempre a su creador y quien se el dueño del objeto en ese instante, todo es rastreable, todo mundo es localizable y los pequeños curriculums que dedicimos compartir dicen mucho de quien los escribe, ya sea por el silencio absoluto o por los detalles y el estilo con que se comparten, el clic derecho activa todo lo que sea utilizable, casi todo aquí dentro lo es y siempre dan ganas de rastrear, explorar este mundo a traves de los consejos de los demas; luego uno se acostumbra mientras navega entre atomos, ya no pixeles, y quieres verle la marca a las sillas de un bar o averiguar de quien es el coche que esta tapandote la entrada, tiene sus ventajas ser virtual, teletransportarse en un segundo y no engordar.

Adentro, en grupo, redefinimos conceptos y avatares a altas horas de la noche las conversaciones pueden ser muy amenas y aprendes a compartir, concluyes como se configura mejor tu interfaz o se utiliza mejor un aditamento, comparas tu SL con tu RL (second life y real life) y descubres que por mas que intentes alejarte de cómo eres, terminas por amplificar lo que tienes dentro, somos y seremos siempre los mismos, sin importar aditamentos o pretextos, regresamos a nuestra naturaleza que finalmente es lo unico que no podemos negar, y este es tema para otro dia, quizas en un third life. Platicas, chateas, cantas, brincas, bailas y vuelas, tu avatar no se cansa, no se despeina, no se desvela, un clic exige poco esfuerzo asi que damos varios mientras continua la exploracion que entiendes no terminara ya jamas, el juego no termina y es que descubres tambien que juegas aca dentro pero SL no es un juego, es una extensión un complemento de tu vida, una colección de cosas que de pronto descubres si puedes realizar, cada quien tiene sus aventuras e inversiones y en eso es identico a la realidad, por que finalmente esta inscrito en ella.

Un dia con los pies metidos en el agua en alguna playa de oriente después de un paseo en alfombra voladora y después de practicar todo el ingles del que uno es capaz por Chat, decidimos fundar el grupo de Mexico y comenzar con lo que se ha convertido en el centro de nuestras vidas (las primeras y las segundas) en los siguientes meses, después sucedieron otras cosas, hicimos un angel, invertimos unos prims, algunos lindens y nacio Reforma de la nada, donde antes habia solo agua ahora teniamos tambien esta extensión inmensa y cuadrada de pasto plano y tierra q no ensucia, pavimentamos en una noche (photoshop funciona mejor después de las 12:00) y comenzo la planeacion… “if you build it they will come” decian una y otra vez en una película de Spielberg, la construccion no termina nunca en SL, como no lo hace tampoco afuera, es solo que aquí dentro todo se nota mucho mas, todo es mas obvio, mas transparente, mas rapido y mas intenso, SL amplifica: las personalidades de sus habitantes, la escala de sus edificios, la intensidad de sus atardeceres, los pixeles entran por nuestros ojos y se instalan en nuestras mentes como pocos mensajes lo consiguen en un mundo sobresaturado de información, otra vez estamos encontrando el tiempo de aprender mejor quienes somos y compartirlo con los demas, este second life, second chance de hacer de nuevo y desde el principio lo que por alguna razon olvidamos terminar afuera pero que seguimos llevando dentro y necesitamos exteriorizar.

Anuncios